Title ElegirUnLibro
NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 
     
 
 
    
                                     !Aquí traigo             los libros!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

Fragmentos de libros. EL ARTE DE LA FICCIÓN de David Lodge  Final I:

Nuestra portada:
PezLavapies800 
 
VOZ DE LA FOTO.  La ficción es un arte pero la realidad es una epifanía. La mañana de domingo se dilata sin romperse hasta que las sombras de la tarde la convierten en una entelequia. Es el deseo de realidad pura de los pobladores de esa mañana que persiguen trascenderla. Parecería complacencia pero es una búsqueda desesperada. Tras el Rastro, en Lavapiés, mil vidas ciertas que son sueños y mil vidas que ya están siendo soñadas. A nadie, entonces, distrae de esta realidad ficcional o ficción vívida -siempre, la duda-, la prevalencia de ese enorme pez naranja que parece -el sí- andar, mirar, nadar muy perdido de su realidad.
Promoción de un ciclo teatral en la fachada del Teatro Valle Inclán. Plaza de Lavapiés, Madrid   © LCJ  2018      


Finales de libros

IconoFraLib  ... algo decimos de este libro

50 - El Final

  

  La abadía de Northanger (1818) de  JANE AUSTEN.

Abadia Northanger

La zozobra que en ese momento de su relación pudieron padecer Henry y Catherine, y todos aquellos que amaran a alguno de los dos, respecto a su desenlace final, difícilmente podrá transmitirse al corazón de mis lectores, quienes habrán adivinado por la delatora escasez de páginas que nos aproximamos a toda prisa hacia la más absoluta felicidad. 

 

 

El señor de las moscas  (1954) de WILLIAM GOLDING

ElSeñorDeLasMoscasRalph le miró sin decir nada. Por un momento volvió a sentir el extraño encanto de las playas. Pera ahora la isla estaba chamuscada como leños apagados. Símon había muerto y Jack había...  Las lágrimas corrieron de sus ojos y los sollozos sacudieron su cuerpo. Por vez primera vez en la isla se abandonó a ellos; eran espasmos violentos de pena que se apoderaban de todo su cuerpo. Su voz se alzó bajo el negro humo, ante las ruinas de la isla, y las otros muchachos, contagiados por los mismos sentimientos, comenzaron a sollozar también. Y en medio de ellos, con el cuerpo sucio, el pelo enmarañado y la nariz goteando, Ralph lloró por la pérdida de la inocencia, las tinieblas del corazón del hombre y la caída al vacío de aquel verdadero y sabio amigo llamado Piggy.

 El oficial, rodeado de tal expresión de dolor, se conmovió, algo incómodo. Se dio la vuelta para darles tiempo de recobrarse y esperó, dirigiendo la mirada hacia el espléndido crucero, a lo lejos..

                                                 

«Las conclusiones son el punto débil de la mayoría de los autores», observó George Eliot, «pero parte del problema está en la naturaleza misma de la conclusión, que puede ser todo lo más una negación». Para los novelistas victorianos el final resultaba particularmente problemático, porque lectores y editores les presionaban para que fuese feliz. El último capítulo se llamaba en el negocio editorial wind-up, «liquidación»; Henry James lo describía con sarcasmo como «un reparto, por fin, de premios, pensiones, maridos, mujeres, bebés, millones, párrafos añadidos y frases alegres». El mismo James fue un pionero del final «abierto» característico de la ficción moderna: más de una vez puso punto final a sus novelas en medio de una conversación, dejando en el aire una frase, con la resonancia, pero también la ambigüedad, que eso implica: «Asi pues, aquí estamos -dijo Strether» (Los embajadores)...

...

 Continuar final    (Continuar con el final de "El arte de la ficción" )

 

 

 Comparta, si lo considera de interés, gracias:  

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.