CucharaSaturada

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

Ajedrezado

 

Fragmentos de libros. AJEDREZ PARA CEBRAS de Jonathan Rowson   COMIENZO II:

  Editorial:  LaCasaDelAjedrez            Acceso/Volver al Comienzo I de "Ajedrez para cebras": OntenienParag177

  

Continúa la 1ª Parte. Mejorando nuestra capacidad de progresar

      ...

     Ya he consultado a varios respetados instructores de ajedrez, de diversa fuerza, nacionalidad y temperamento y el veredicto que sostienen, en el sentido de que un progreso significativo es inaccesible para la inmensa mayoría de jugadores adultos, ha sido virtualmente unánime. Muchos de estos instructores sentían que el problema era sobre todo falta de aplicación, y que el jugador aficionado medio no tiene tiempo suficiente para trabajar su ajedrez, por mucho que se esfuerce en mejorar. En este contexto, el instructor solo puede hacer lo que hace, y el alumno no puede esperar, de forma realista, dar grandes pasos si no trabaja su juego al margen de las lecciones. 

     PosLucenaUna vez que el problema esta detectado de esta forma, la solución es simple: si quiere mejorar su ajedrez, necesita dedicarle más tiempo y trabajar más duro. Aunque creo que hay cierta verdad en este modo de ver el problema, ahora pienso que la solución es engañosa. Desde luego, el tiempo de dedicación es importante, y cuanto más tiempo consagre a mejorar su ajedrez, tanto más probable será que progrese. Sin embargo, conozco a muchos jugadores que parecen hacer todo lo posible para PosPhilidormejorar: se esfuerzan por mantener al día sus aperturas, pagan mucho dinero para que entrenadores competentes analicen sus partidas, trabajan sobre el final lo bastante como para conocer a Lucenas y Philidores, y estudian con diligencia su propio juego de la forma en que se supone que debe hacerse. Pero sin gran éxito. Muchos incluso tratan de diagnosticar sus problemas ajedrecísticos y concentrarse en las áreas que parecen necesitar más atención, pero induso en estos casos, es raro un progreso significativo. De modo que ¿qué es lo que sucede?

     Mi impresión es que "el problema de mejorar" es más sutil y no se debe exdusivamente a déficit de tiempo para realizar el trabajo necesario. Tengo la impresión de que una vez que su Elo se estabilice en cierto punto, es raro que ese nivel cambie de forma significativa, con independencia de la cantidad de esfuerzo que usted dedique. Sin embargo, creo que es posible mejorar con un diferente tipo de esfuerzo, y la primera parte de este libro explica por qué y cómo puede hacerse. La idea esencial es que los jugadores con aspiraciones deberían dedicar mucho más énfasis a desarrollar su habilidad que a incrementar sus conocimientos. Esto significa que el trabajo de ajedrez debería estar menos concentrado en "aprender" y mas en "entrenar" y "practicar", obligándose de paso a pensar. 

    ChessForZebras  Los cinco capítulos que siguen han nacido de estas impresiones. Los dos primeros aportan algún trasfondo psicológico y pedagógico para dar sentido a lo que el progreso en ajedrez puede suponer, y los capítulos 3 y 4 desarrollaran esta idea, con un enfoque del ajedrez que sitúa la idiosincrasia humana en el mismo corazón del juego y, por consiguiente, en lo más profundo de nuestras tentativas por ser mejores ajedrecistas. Aunque induyo algunas directrices para mejorar, estos cuatro primeros capítulos son, sobre todo, diagnóstico, mientras que el capitulo 5 induye una orientación mas explicita acerca de cómo jugar un mejor ajedrez. 

      Antes de que siga leyendo, me gustaría hacerle saber que no pretendo haber descubierto la respuesta difinitiva a la etema pregunta “¿Cómo puedo mejorar?". La primera parte se entiende mejor como una descripción del “problema de mejorar" y algunos pasos iniciares hacia la solución. Lo que sigue no es una receta para obtener un mayor Elo, sino un conjunto de ideas basadas en mi propia experiencia, una teoría de la forma en que aprendemos, y mi actual comprensión de lo que significa jugar al ajedrez. Una forma de mejorar su capacidad de progresar es leer detenidamente los cinco capítulos siguientes, y si me pidiera que resumiese en una línea el mensaje que contienen, le diría: el progreso comienza en el filo de su zona de comodidad

 

  1 Qué hacer cuando cree que hay un agujero en su cubo?

       ¿Conoce la canción There's a hole in my bucket? (Hay un agujero en mi cubo). No he pensado en ella desde hace veinte años, pero últimamente la escuché con oídos de adulto y me sorprendió por su profundidad. Es un dúo entre Henry y Liza, que dice asi:

HoleInMyBucket

Hay un agujero en mi cubo, querida Liza, querida Liza
Hay un agujero en mi cubo, querida Liza, ¡un agujero!

Entonces remiéndalo, querido Henry, querido Henry, querido Henry
Entonces remiéndalo, querido Henry, querido Henry, querido Henry

¿Con qué debo remendarlo, querida Liza, querida Liza?
¿Con qué debo remendarlo, querida Liza, querida Liza?

     hole in bucketLa canción sigue con Liza que propone una caña, pero Henry dice que la caña es demasiado larga. Entonces Liza propone a Henry que corte la caña y Henry pregunta cómo debería hacerlo. Liza sugiere un hacha, pero el hacha está demasiado roma. Liza dice que debería afilar el hacha y, tras la habitual objeción de Henry, dice que podría hacerlo con una piedra, Pero Henry dice que la piedra está demasiado seca, y Liza dice que debería humedecerla. Entonces Henry pregunta cómo puede hacerlo, y Liza dice que debería humedecerla. Entonces Henry pregunta cómo puede hacerlo, y Liza propone con agua, pero entoncesHenry , pensando en cómo podría conseguir el agua, plantea otra pregunta pertinente: 

   ¿Cómo acarrearé el agua, querida Liza, querida Liza?
   ¿Cómo acarrearé el agua, querida Liza, querida Liza?

    Pero Liza no parece darse cuenta de la implicación de esta pregunta:

 ¡En un cubo, querido Henry, querido Henry, querido Henry!
 ¡En un cubo, querido Henry, querido Henry, en un cubo!

   Y entonces (ya puede imaginarse lo que sigue)

 ¡Pero hay un agujero en mi cubo, querida Liza, querida Liza!
 !Pero hay un agujero en mi cubo, querida Liza, querida Liza!

 

   Catch22Esta amable canción contiene una profundidad oculta, como el cubo de Henry. La en apariencia simple dificultad de Henry resulta ser compleja y se convierte en una situación tipo Catch-22* (El famoso best-seller del escritor norteamericano Joseph Heller. N.d.T.) en donde el problema sólo puede ser resuelto si no existe. Una condición esencial para que el problema de Henry (acarrear agua para humedecer la piedra a in de afilar el hacha y cortar la caña con que parchear el agujero del cubo) pueda resolverse es que el problema no exista (es decir, que el cubo no tenga agujero). 

    Henry es como el jugador aspirante y Liza es el competente instructor de ajedrez. Cuando Henry se queja de que hay un agujero en su cubo, bien podría estar diciendo: "Pero no estoy aprendiendo nada!" Liza le ha dado muchos buenos consejos, pero que en realidad no cambian nada. Henry sigue planteando un problema que parece soluble y Liza lo resuelve, pero pronto Henry vuelve a la primera casilla, sintiéndose sin duda frustrado, mientras se diría que Liza no sabe qué hacer.

      TheLastKnight AndrewBell PinterestA un nivel metafórico, el agua que Henry necesita es el conocimiento que buscamos, y el agujero de su cubo representa los problemas que tenemos para encontrarlo. La capacidad de Henry para acarrear agua parece circunscribirse a las limitaciones de su cubo, lo mismo que nuestra capacidad para absorber y entender nuevas ideas ajedrecísticas está limitada por nuestros recursos cognitivos. Podría usted tener acceso a una surtida fuente, pero ser incapaz de recoger el agua porque hay un agujero en su cubo. Del mismo modo, podría usted tener el tiempo y el dinero necesarios para leer los mejores libros de ajedrez, recibir dases de los mejores maestros y analizar con los mejores programas de ordenador, pero lo que aprenda dependerá, en última instancia, de sus "instrumentos" cognitivos, como la memoria, la emoción, la razón, el lenguaje, la percepción, el sistema nervioso, etc., es decir, todo aquello que determina como recibe la información y el sentido que le da.

    Sin embargo, el laborioso proceso que Liza plantea a Henry y el hecho de que el agujero nunca esta "reparado", sugieren que Henry y Liza pueden estar enfocando mal el asunto para resolver la situación. Nuestras mentes tienen "agujeros" en el sentido de que tienen limitaciones, pero creo que el problema a que alude la canción es mucho más profundo. La razón de que nuestras mentes no puedan "llenarse" no es que tengan "agujeros", sino que no son como cubos. La opinión de aprender del sentido común es que aprendemos "llenando" de cosas nuestras cabezas, como si éstas fuesen cubos, y aprendemos llenando el cubo con conocimientos. Pero ahora sabemos que esta cruda visión espacial de la mente es engañosa y que aprender es un proceso mucho más complejo. A la luz de esto, el callejón sin salida de Henry y Liza adquiere un significado mucho mayor. 

     LizaSeCansoLos dos han interpretado mal el problema. Podrían pasarse años tratando de reparar el agujero (probablemente sigan en ello), sin comprender jamás que el problema no es el agujero, sino el cubo. Una respuesta más provechosa a la queja de Henry "!Pero hay un agujero en mi cubo!" no es la solución de comienzos del siglo XX, de dar por bueno el cubo y tratar de reparar el agujero, sino algo mas radical. Una solución del siglo XXI significaría que Liza ayudase a Henry a romper los modelos que lo atenazan:

!Hay un agujero en mi cubo, querida Liza, querida Liza!
!Hay un agujero en mi cubo, querida Liza, ¡un agujero!

Tu mente no es un cubo, querido Henry, querido Henry
Tu mente no es un cubo, querido Henry, tu mente no es un cubo

Pero hay un agujero en mi cubo, querida Liza, querida Liza!
Hay un agujero en mi cubo, querida Liza, ¡un agujero!

¡Olvídate de tu cubo, querido Henry, querido Henry!
¡Olvídate de tu cubo, querido Henry, olvídate!

¿Pero cómo recogeré el conocimiento, querida Liza, querida Liza?
¿Cómo recogeré el conocimiento, querida Liza, para mejorar?

Tu conocimiento no se recoge, querido Henry, querido Henry
Tu conocimiento no se recoge,, querido Henry, se construye.

    Sospecho que esta última línea haría callar a Henry, en cuyo punto probablemente ambos habrían llegado a alguna parte. Es probable que Henry no entendiese qué quería decir Liza con “se construye”, pero ahora que se le ha privado de su limitada asunción, podría empezar a plantearse preguntas más provechosas.

 

Aprender y desaprender

      Percibimos. Ese es un hecho duro. Pero lo que percibimos no es un hecho del mismo tipo, porque aprendemos a percibir. CARLOS CASTANEDA. 

     IluOpt CebrCualquier teoría acerca de cómo piensa o aprende la mente debe considerarse con mucho cuidado, porque pensar y aprender son procesos muy idiosincrásicos y difíciles de modelar sin vulnerar su inherente complejidad. Sin embargo, pienso que sabemos algunas cosas acerca de como no trabaja la mente que resultan útiles, y podemos efectuar ciertas conjeturas inteligentes acerca de qué significa esto para nuestras tentativas de entender el ajedrez y el proceso de progresar en ajedrez. 

     La opinión de nuestro sentido común es que la mente es un espacio a ser llenado con nuevas posiciones de ajedrez, y la industria del progreso en ajedrez confía en esta noción para vender sus productos. Sin embargo, nuestra mente no puede ser "llenada" en absoluto. La nueva información no sigue un camino inmaculado hacia un cómodo destino. Las ideas ajedrecísticas no se lanzan a un apartamento sin amueblar, listas para se desembaladas. Por el contrario, suelen estar ahogadas por la concurrencia de ideas relacionadas y llegar a un piso con mobiliario recargado, a menudo, curando heridas de ls batallas que han debido entablar en el camino con las viejas ideas. 

     El quid de la cuestión es que el entendimiento del ajedrez supone utilizar un instrumento muy imperfecto, es decir, usted, que utilizaré lo que ya conoce acerca del ajedrez para hacer que el material de ajedrez que esté tratando de asimilar tenga sentido para usted. Por decirlo más téeicamente, construimos nuestra comprensión de las posiciones, lo que significa que utilizamos lo que sabemos, por imperfecto que sea, para dar sentido a lo que estamos asimilandoConstruimos nuestro entendimiento, aprendemos "con estructura“. ¿Qué estructura? Varía de una a otra persona, pero induye los factores bioquímicos con que nacemos y el vasto entomo psicosociocultural que hemos ido construyendo, según la propia idiosincrasia, a lo largo de toda nuestra vida.

    Asi, si lo que tenemos (es decir, nuestra actual comprensión del ajedrez) posee muchos sesgos elaborados por nosotros mismos, recuerdos que nos llenan de orgullo y recuerdos penosos, afectará directamente a la calidad de lo que leemos o pensamos en un esfuerzo por mejorar nuestro juego. Esto significa que el verdadero aprendizaje a menudo es un proceso penoso, porque no estamos simplemente recogiendo nuevas ideas y ordenándolas en una especie de amplio almacén cognitivo. Significa que aprender es duro, porque hay que desaprender muchas cosas que antes tenían sentido para nosotros. Significa que aprender requiere elasticidad, porque las cosas no siempre tendrán sentido de inmediato, y podría usted sentirse estúpido o ignorante antes de que las cosas comiencen a darificarse de nuevo a un más alto nivel. Ciertamente, he llegado a creer que el tipo de aprendizaje más útil para el progreso en ajedrez es “desaprender”

      RatingELO 04 2019Supongo que a la mayoría de los lectores esto le sonará perturbador. Cuando uno está desesperado por mejorar, quiere seguir adelante para aprender cosas nuevas. No quiere desprenderse de todos los malos hábitos y mirar hacia atrás, recordando aquellas lamentables derrotas o enfrentarse al hecho de que las ideas de apertura que tanto le gustaban ya no le sirven bien. Sin embargo, si tiene ciertos modos de pensamiento acerca del ajedrez y fuerte indinación por ciertas estructuras, aperturas, estilos de juego, etc., entonces esto actuara como una especie de filtro reductor para el nuevo material que esté tratando de aprender. Quizá pueda captar esa nueva y extraña idea y experimentar pequeñas mejoras al aprender nuevas cosas, pero los verdaderos avances sólo se producirán cuando realice un verdadero examen a sí mismo, además de al sistema que está tratando de dar sentido al nuevo material. Los humanos no tenemos la opción de cambiar nuestro sistema, sino que lo que tenemos es la capacidad de metacognición, es decir, pensar acerca de nuestro pensamiento. Esto puede ser nocivo durante nuestras partidas, porque puede confundimos y distraemos de la tarea competitiva, pero entre partidas, cuando pensamos acerca de cómo mejorar, puede resultar muy útil. Una vez que comencemos a pensar de forma metacognitiva, hay muchas más posibilidades de que podamos empezar a corregir algunas de nuestras asunciones restrictivas. En tal caso, cabe esperar que suframos menos bloqueos y no convirtamos en mejores y más eficientes pensadores. 

   De modo que desaprender es realmente una forma de examinar de forma constante el bagaje que incorpora usted a las posiciones de ajedrez y tratar de trabajar sobre el bagaje, que es, obviamente, más problemático. También es una forma de tratar de mirar las posiciones de ajedrez con ojos nuevos, tan libres de prejuicios como sea posible. Cuando consiga hacer esto, empezará a ver los prejuicios como prejuicios, y no como verdades absolutas, y entonces el verdadero progreso será más fácil. 

    Debería decir aquí que este tipo de desaprendizaje es extremadamente difícil, porque es natural querer que las cosas tengan sentido, e imponer el orden en el caos con reglas, categorías y argumentos. Así lo hacemos en ajedrez a1 proceder a evaluaciones acerca de jugadas y posiciones. Por otra parte, siempre que dejamos de hacerlo, tendemos a sentimos incómodos, y tango la impresión de que esto es así porque el pensamiento real es incómodo, al menos a primera vista. Seguir las nociones y aplicar lo que usted sabe del juego está muy bien, pero esto normalmente significa, al menos en algún punto de la partida, que su evaluación será superficial. Cuando trata de renunciar a sus queridas nociones acerca del ajedrez y de que las cosas funcionen en el tablero, PiezasSobrePielCebraes inicialmente muy desolador comprender que todo eso no tiene mucho sentido. Sólo más tarde, cuando se comprende que el ajedrez es inevitablemente profundo y complicado, comienzan a tener lugar cambios significativos. Esto me recuerda uno de los aforismos zen preferidos, que he adaptado aquí a nuestros efectos: 

     Cuando sabes lo que sabes, los alfiles son alfiles, los caballos son caballos, y los peones son peones. 

      Cuando empiezas a desaprender, los alfiles ya no son alfiles, los caballos ya no son caballos, y los peones ya no son peones. 

     Cuando percibes el beneficio de desaprender, los alfiles vuelven a ser alfiles, los caballos vuelven a ser caballos, y los peones vuelven a ser peones. 

    Es un bonito pensamiento. Puedo imaginar que esté usted pensando: pero cómo se supone que funciona? Si lo único que tengo que hacer es desaprender muchas de las ideas que, por lo visto, no dan resultado en ajedrez, ¿no tendría que reemplazarlas por otras nuevas? La pregunta sigue basándose en la idea de que su mente es un cubo que debs ser llenado, con la idea implícita de que el agua sucia debe ser reemplazada por agua nueva. Como he dicho, y seguiré diciendo, su mente no es un cubo y el conocimiento no es agua. Por otra parte, desaprender no significa rechazar. La idea de desaprender es más bien ver qué ha aprendido y cómo lo ha aprendido y, por consiguiente, está construido y es falible, antes que real e irreemplazable. Desaprender le ayuda a mejorar, porque el proceso requiere que considere cuidadosamente cl ajedrez, además de la forma en que trata de darle sentido al juego. Esto por si solo no añadirá nada a sus conocimientos del juego, y no "reemplazará" los hábitos mentales que estén siendo puestos a prueba, sino que más bien desarrollará y mejorará esos hábitos. La idea de desaprender es ver sus hábitos mentales como hábitos y, por consiguiente, tener un mayor autocontrol durante el juego. Esto incrementará de forma acusada su nivel de habilidad y las dos secciones siguientes deberían mostrarle cómo opera esto y por qué es tan importante.


TwitterJRowson

 

Pensamiento retrospectivo y previsor

      El pensamiento retrospectivo explica el daño que el pensamiento previsor habría evitado.   ANÓNIMO 

     

    La siguiente partida tuvo lugar en las últimas fases de la Olimpiada de Estambul 2000, un evento agotador para mí, que había estado luchando contra una oposición de +2600 Elo. En esta partida, mi oponente tenía un Elo en torno a 2500 (Más o menos como yo por entonces) y, puesto que yo llevaba blancas, me dije que era mi oportunidad de ganar una partida…

      ...

 

Comparta, si lo considera de interés, gracias:     

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.