CucharaSaturada

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes

Fragmentos de Mountolive.
Lawrence Durrell
Fragmentos de Mountolive. Lawrence Durrell

Cuatro Relatos de Relatos de lo inesperado.
Roald Dalh
Cuatro Relatos de Relatos de lo inesperado. Roald Dalh

Final de La llamada de lo salvaje.
Jack London
Acceso directo al Final de La llamada de lo salvaje. Jack London

Fragmentos de El ladrón y los perros.
Naguib Mahfuz
El ladrón y los perros de Naguib Mahfuz. Fragmentos.

 

 

NUEVAS PORTADAS
Fragmentos de El Jardín de la pólvora
Andrés Trapiello
Fragmentos de El Jardín de la pólvora de Andrés Trapiello

Fragmentos de La nada cotidiana
Zoé Valdés
Fragmentos de La nada cotidiana de Zoé Valdés

Fragmentos de Confesiones de un ganster económico
John Perkins
Fragmentos de Confesiones de un ganster económico de John Perkins

Comienzo de Crónica de una muerte anunciada
G.García Márquez
Comienzo de Crónica de una muerte anunciada de G.García Márquez

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. EL PENTATEUCO DE ISAAC de Angel Wagenstein  Fragmentos I:

Nuestra portada:
PinturaBar3EscGrises
TEXTO DE PORTADA:  Neque porro quisquam est qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit...-- No hay nadie que ame el dolor mismo, que lo busque, lo encuentre y lo quiera, simplemente porque es el dolor.
  Provisional.    © LCJ 2018

 Edi.:  AlianzaEditorial  www.alianzaeditorial.es

Fragmentos de libros 

PRIMER LIBRO DE ISAAC

O cómo fui a la guerra para conseguir la victoria.

    2

... Te decía, pues, que la sinagoga no era así: estaba prohibido tener imágenes y esculturas dentro. Cada cual tenía que imaginarse a Jehová y entablar con él un diálogo tranquilo y sincero, presentándole sus quejas. ¿Acaso has visto a algún judío que no se queje de su destino? El propio Yahvé («El que es») también podía quejarse, pongamos, de que la vida era demasiado cara, de que el pan ya costaba tanto como antes un celemín de trigo y que en los cielos el pienso para los caballos tampoco era de balde. También podía informar de que tenía una hipoteca, porque la Creación la realizó con materiales a crédito, etcétera. Como buen judío que es, Yahvé trataba de agobiar a su contrincante con sus propios pesares, evitando que el otro le pidiera un préstamo. No tiene un pelo de tonto Yahvé, conoce como están las cosas en este mundo desde hace miles y miles de años o quizás más. Lo importante es quejarse, que eso alivia...

...

Continuar  FRAGMENTOS  de "El pentateuco de Isaac"

Comparta, si lo considera de interés, gracias:     

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.