CucharaSaturada

BREVES FRAGMENTOS DE LIBROS.  NAVEGACIÓN

   Por AUTORES (alfabético).

 

Let A Let B Let C Let D

Let E Let F Let G Let H

Let I Let J Let K Let L

Let M Let N Let Ñ Let O

Let P Let Q Let R Let S

Let T Let U Let V Let W

 Let X Let Y Let Z HaciaArriba

 

 Letra Y

 

Yourcenar, Marguerite. Memorias de Adriano: 

    

     > En España, cerca de Tarragona, un día que visitaba solo una mina semiabandonada, un esclavo cuya larga vida había transcurrido casi por completo en los corredores subterráneos, se lanzó sobre mí armado de un cuchillo. Muy lógicamente, se vengaba en el emperador de sus cuarenta y tres años de servidumbre. Lo desarmé fácilmente, y lo entregué a mi médico; su furor se calmó, y acabó convirtiéndose en lo que verdaderamente era: un ser no menos sensato que los demás, y más fiel que muchos. Aquel culpable, que la ley salvajemente aplicada hubiera mandado ejecutar de inmediato, se convirtió para mí en un servidor útil. Casi todos los hombres se parecen a ese esclavo, viven demasiado sometidos, y sus largos períodos de embotamiento se ven interrumpidos por sublevaciones tan brutales como inútiles.

 

 

      > "No desprecio a los hombres. Si así fuera no tendría ningún derecho, ninguna razón para tratar de gobernarlos. Los sé vanos, ignorantes, ávidos, inquietos, capaces de cualquier cosa para triunfar, para hacerse valer, incluso ante sus propios ojos o simplemente para evitar sufir. Lo sé: soy como ellos, al menos por momento o hubiera podido serlo. Entre el prójimo y yo las diferencias que percibo son demasiado desdeñables como para que cuenten en la suma final. Me esfuerzo para que mi actitud esté tan lejos de la fría superioridad del filósofo como de la arrogancia del César. Los hombres más opacos emiten algún resplandor: este asesino toca bien la flauta, ese contramaestre que desgarra a latigazos la espalda de los esclavos es quizá un buen hijo, ese idiota compartiría conmigo su último mendrugo. Y pocos hay que no puedan enseñarnos alguna cosa".

 

 

 (párrafo final):               

    "Mínima alma mía, tierna y flotante, huésped y compañera de mi cuerpo, descenderás a esos parajes pálidos, rígidos y desnudos, donde habrás de renunciar a los juegos de antaño. Todavía un instante miremos juntos las riberas familiares, los objetos que sin duda no volveremos a ver... Tratemos de entrar en la muerte con los ojos abiertos...  "

 

 Leer fragmentos:   MemoriasdeAdriano

 

           

¿Y ahora, adónde vamos?

   Índice alfabético de Fragmentos breves por autores: Navegue a INICIAL...:            

Let A Let B Let C Let D Let E Let F Let G Let H Let I

Let J Let K Let L Let M Let N Let Ñ Let O Let P Let Q

Let R Let S Let T Let U Let V Let W Let X      Y       Let Z
       

                                                                                     Volver al Principal   HaciaArriba

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

 Acceso al Índice de libros:

Acceder al Índice de libros

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.