CucharaSaturada

Artículo del mes: Septiembre

BREVES FRAGMENTOS DE LIBROS.  NAVEGACIÓN

   Por AUTORES (alfabético).

 

Let A Let B Let C Let D

Let E Let F Let G Let H

Let I Let J Let K Let L

Let M Let N Let Ñ Let O

Let P Let Q Let R Let S

Let T Let U Let V Let W

 Let X Let Y Let Z HaciaArriba

 

 Let M

 

Marai, Sándor. La mujer justa:

 

        - A Lázar le gustaba mucho El Sueño, una obra de teatro de Strindberg:

 

          Hay un personaje cuyo mayor deseo es que la vida le conceda una caja de pesca verde.

 

          El personaje envejece, le pasa la vida por encima y, por fin, los dioses se apiadan de él y deciden regalarle la caja de pesca… Y entonces el personaje, con el tan deseado presente en las manos, se acerca al proscenio, observa durante un buen rato la cajita y luego, con profunda tristeza dice:

 

       - "No era este verde".

 

 

     Acceso a fragmentos de "La mujer justa":     LaMujerJusta

 

 

 

Marcel-Reich-Ranicki (crítico literario), Autobiografía

 

           - La mayoría de los escritores no entienden de literatura más de lo que las aves entienden de ornitología.

 

 

Martín Santos, Luis, Tiempo de silencio

 

           Pero yo, ya, total, para qué. Es un tiempo de silencio. La mejor máquina eficaz es la que no hace ruido. Este tren hace ruido. Va traqueteando y no es un avión supersónico, de los que van por la estratosfera, en los que se hace un castillo de naipes sin vibraciones a veinte mil metros de altura. Por aquí abajo nos arrastramos y nos vamos yendo hacia el sitio donde tenemos que ponernos silenciosamente a esperar silenciosamente que los años vayan pasando y que silenciosamente nos vayamos hacia donde se van todas las florecillas del mundo.

 

    Acceder a Comienzo:   TiempoDeSilencio          Acceder a final:    TiempoDeSilencio

 

 

 

Mavido, Pau (Pau Maragall), Nosotros los malditos

 

           - A pesar de todo, el LSD es una droga. Se toma. Se deja. Empieza y acaba. Pasan muchas cosas, cambian muchas cosas, se rompen muchas cosas, aparecen otras, pero en fin de cuentas es una droga. En cambio el mundo está ahí, siempre. No sé si algún día el mundo será tan ancho como para que la vida sea un trip real libre. De momento la vida es un trip, aunque no muy libre... 

 

              - ... Ahora con el vino y el desmadre los freaks aparecían como juerguistas, y por tanto más entendibles y más despreciables quizás. Cuando algo no se entiende se puede desconfiar, admirar o temer. Cuando se entiende por fin se puede decir: al fin y al cabo esta gente son como los borrachos y juerguistas que cada pueblo del mundo tiene. Tanto rollo y mira lo que son...

 

      Acceder a fragmentos de "Nosotros los malditos":  NosotrosLosMalditos

 

 

del Mazo, Margarita  El Rebaño:  (texto leído en el Metro de Madrid, de la campaña "Libros a la calle") 

 

     - Siempre es igual.

     Primero salta Una,  luego Dos, despues Tres y...

     así hasta que Miguel se duerme.

     Pertenecer al rebaño es fácil porque solo hay que hacer lo que hace el resto.

     Aunque, a veces, las cosas no resultan tan sencillas.

     Una noche, como casi todas las noches, Miguel nos llamó.

     Y comenzamos a saltar como siempre.

     Primer saltó Uno, luego Dos, después Tres y...

     - ¿Alguien ha visto a Cuatro? -preguntó Cinco. 

 

 

Monterroso, Augusto, Monólogo del Mal:           

 

            - Un día el Mal se encontró frente a frente con el Bien y estuvo a punto de tragárselo para acabar de una buena vez con aquella disputa ridícula; pero al verlo tan chico el Mal pensó:

 

          «Esto no puede ser más que una emboscada; pues si yo ahora me trago el Bien, que se ve tan débil, la gente va a pensar que hice mal, y yo me encogeré tanto de vergüenza que el Bien no desperdiciará la oportunidad y me tragará a mí, con la diferencia de que entonces la gente pensará que él sí hizo bien, pues es difícil sacarla de sus moldes mentales consistentes en que lo que hace el Mal está mal y lo que hace el Bien está bien.»

 

          Y así el Bien se salvó una vez más.

 Acceder a fragmentos de "La Oveja negra y demás fábulas":  LaOvejaNegra

 

 

Miller, Henry, Trópico de Cáncer:     

 

           - «La vida -dijo Emerson-, consiste en lo que un hombre piensa todo el día.» Si es así, en ese caso mi vida no es sino un gran intestino. No sólo pienso en comida todo el día, sino que, además, sueño con ella por la noche. Pero no deseo volver a América, para que me unzan otra vez al yugo, para trabajar en la noria. No, prefiero ser un hombre pobre de Europa. Bien sabe Dios lo pobre que soy; sólo me falta ser un hombre...

 

           - ... vuelvo a experimentar el poder de esa revelación que permitió a Proust deformar la imagen de la vida de tal modo, que quienes, como él, son sensibles a la alquimia del sonido y de los sentidos, son capaces de transformar la realidad negativa de la vida en las formas sustanciales y significativas del arte. Sólo quienes pueden admitir la luz en sus entrañas pueden expresar lo que hay en el corazón.

 

    Acceso a fragmentos de "Trópico de Cáncer":  TropicoDeCancer

 

 

Morrison, Toni, Beloved    

 

           - Con una almádena en la mano y Hi Man en cabeza, los hombres aguantaban. Aguantaban cantando y golpeando, truncando las palabras para que no fueran entendidas, amañándolas de modo que las sílabas formaran otros significados. Cantaban a las mujeres que conocían, a los niños que habían sido, a los animales que habían domado o visto domar. Cantaban a los capataces, los amos y las amitas, a las mulas y los perros, a la desfachatez de la vida. Cantaban amorosamente a los cementerios y a las hermanas desaparecidas. A los cerdos del bosque, a la comida en el cazo, al pez en el sedal, a la caña de azúcar, a la lluvia, a las mecedoras.

 

        Y golpeaban. A las mujeres por haberlos conocido y nada más, nada más; a los niños por haber sido ellos mismos y no volver a serlo. Mataban con tanta frecuencia y tan completamente a un capataz que tenían que devolverle la vida para volver a quitársela. Saboreaban pasteles de maíz y martilleaban. Entonaban canciones de amor a la Muerte y le aplastaban la cabeza. Y sobre todo mataban a la mueca que la gente llamaba Vida, por engañarlos. Por hacerles creer que el próximo amanecer valdría la pena, que otra jornada cambiaría su suerte. Sólo cuando estuviese muerta, estarían a salvo...

 

 

            - ... Se pueden sentir muchas cosas por esta mujer. Le duele la cabeza. De repente recuerda a Sixo intentando describir lo que sentía por la mujer Cincuenta Kilómetros. «Es amiga mía. Me une a mí mismo. Junta las partes que son y me las devuelve en el orden que corresponde. Es bueno, sabes, tener una mujer que sea amiga de tu mente»...

             - ¿Piensas hacer algo al respecto?.

             - Oh, sí. Tengo grandes planes en la cabeza. -Dio dos tragos de la botella.

             Cualquier plan salido de una botella es de corto aliento, penso Stamp, pero por experiencia personal conocía la inutilidad de decirle que no beba a un hombre que quiere beber...

 

     Acceso a fragmentos de "Beloved":    Beloved

 

 

 

Musil, Robert, El hombre sin atributos

 

           - La probabilidad de adquirir conocimiento de un hecho extraordinario a través de los periódicos es mucho mayor que la de vivirlo; en otras palabras: los más fundamental se realiza en abstracto y lo intrascendente en la realidad.

 

           - «¡Pero si yo no escribo!»- replicó Ulrich secamente.      - «¡Hace bien! –contestó Arnheim adaptándose a la réplica- escribir es, como la perla, una enfermedad».

 

       Acceso a fragmentos del "El hombre sin atributos":     ElHombreSinAtributos

 

 

                                    

¿Y ahora, adónde vamos?

   Índice alfabético de Fragmentos breves por autores: Navegue a INICIAL...:            

Let A Let B Let C Let D Let E Let F Let G Let H Let I

Let J Let K Let L       M       Let N Let Ñ Let O Let P Let Q

Let R Let S Let T Let U Let V Let W Let X   Let Z
       

                                                                                     Volver al Principal   HaciaArriba

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.