Saber y Ganar, el día de Freddie Mercury.

 

LuisC y FreddyMercury  

Entrada vigésimo segunda (Héroes, máscaras y presidentes):   

Es muy plausible que la mente bien engrasada e imbuida de racionalidad y cálculo de Yuri Gagarin, no se entretuviera en pensar en Dios cuando, dentro de su Vostok I, el cosmonauta iba a ser el primer ser humano que se zafara físicamente de la gravedad de nuestro planeta y también, con la distancia, ser el primero que la pudo contemplar ciertamente esférica y, como un regalo, revelarnos su color: “La Tierra es azul” –anunció al volver-. Algunos plantean que sí, que orbitando a 350 kilómetros por encima de nuestros templos desde donde miramos hacia arriba, sí se acordó de Dios y  que comentó también: “Aquí no veo ningún Dios”.

vostok 1    Pero parece ser que no, que no fue él quien, al no encontrar a Dios en el espacio cercano, esgrimió esta Ausencia en la órbita del Vostok I como prueba de que Dios es solo un concepto de coerción colectiva. El autor más probable de una afirmación como ésa fue Nikita Jrushchov, a la sazón Primer Secretario del Comité Central del PC de la URSS -“Gagarin estuvo en el espacio, pero no vio a ningún Dios allí”- parece que afirmó-. Así que, es más factible que fuera el preboste comunista el que, en el trance de ese colosal paso del progreso humano, sí tuviera un pensamiento para Dios (para su Ausencia) y así aprovechar la oportunidad para lograr arrimar el ascua a su No-Sardina en aquella guerra de fuego de crematorio, que elevó tanto la temperatura del planeta del que se escapaba Gagarin, que llamarla Guerra Fría no deja de ser un eufemismo.

                              yuri-gagarin-time           JuanaDeArco

Desconozco si la mente de Yuri Gagarin estaba tan bien permeabilizada como para que su espíritu mortal, con la herencia simbólico-religiosa arraigada en su Ello por unas cuantas decenas de miles de años, pudiera eludir la necesidad humana de trascendencia ante el no poco riesgo de muerte al que se exponía, y que en su fuero interno, no encomendara su suerte, si no en Dios –que no existía para él-, si en algún Santo o Santa del que sí había certeza de existencia  y en el que, en su Sanctum intimo, creyera o admirara -vaya a usted a saber porqué razón-, o le profesara simpatía o confianza. Y ya puestos a lucubrar, hoy que hace calorcito, bien pudo acordarse de Santa Juana de Arco. Sí, ¿por qué no? No solamente el cuerpo de la Doncella de Orleans había ardido en el mismo fuego al que Yuri se arriesgaba –eso sí, de distinta dimensión, manifestación y textura (si es que un fuego puede tener textura), y mucho más lento y doloroso que en el que ardería él si algo salía mal-, sino porque sus respectivas inmolaciones –la suya por suceder- se realizarían para mayor gloria de los respectivos dioses de sus creencias difícilmente conciliables, pudiendo ser la de Yuri el contrapunto adecuado de la de Juana. Razón versus Fe, ya sabe.

Yuri Gagarin concluyó con éxito su misión de orbitar la Tierra en un cohete por vez primera en la Historia de la Humanidad y no podemos conjeturar más. Si acaso decir que, desgraciadamente para él, la gravedad de la Tierra, de la que había escapado durante algo menos de dos horas, y siete años después de su proeza, atraería con su fuerza constante y violenta el avión que Yuri pilotaba para estrellarlo contra la dura corteza no azul de nuestro planeta, produciéndole la muerte instantánea a los treinta y cuatro años. Es de pensar que Gagarin no moriría finalmente por la acción del fuego y sí por el efecto del impacto. No obstante, aunque hubiera sido así (ardido como Juana), ya Yuri Gagarin no podría haber alcanzado la santidad en el santoral laico -ocasión perdida, ya- , al menos en similar estrato celestial que el de Santa Juana de Arco, y se hubiera quedado en la consideración que ya ostenta, en Héroe, lo que también está muy bien.

De todas las formas, y reconociendo el riesgo y el carácter pionero, -recordemos que el Vostok I orbitó una sola vez alrededor del planeta, que estuvo siempre controlado desde la tierra, que se mantuvo en el espacio por menos tiempo que el que dura un partido de fútbol con prórroga y que Yuri fue poco más que un sujeto Charles-Lindberghpasivo experimental-, a uno le parece de mayor valor y riesgo intrínseco el vuelo con el que Charles Limbergh también consiguió alcanzar la categoría de héroe al haberse atrevido y lograr, encaramado a su propio cacharro mecánico, realizar el primer vuelo transcontinental sin escalas sobre el azul del Atlántico. Si aún hoy en día, con rutas seguras por las autopistas de navegación aérea, la sofisticación y precisión y seguridad de la inteligencia artificial y el carácter rutinario de los vuelos comerciales, si aún hoy en día, digo, a muchos de nosotros se nos descose la entereza y nos acordamos hasta de nuestros santos más inhábiles cuando nos subimos a un avión, piense usted en el arrojo que tuvo que ponerle Charles Limbergh para subirse a un cacharro de 1927 y permanecer treinta y tres horas en manos únicamente de su Dios y permanentemente atento a cualquier discontinuidad en el zumbido del único motor de su Spirit of Saint Louis y, quiero creer, solo acompañado por alguna voz amiga que al otro lado de la radio, lo único que podía hacer por él es mandarle un ¡ánimo Charly! ¿Cómo vas?, o hacerle llegar por las ondas alguna música alegre o preferida. Yo creo que Limbergh, a diferencia de Gagarin, sí pensó en Dios de forma existencial y paliativa, pero de ninguna manera, ocurriera lo que ocurriera en ese vuelo, hubiese conseguido el grado de santidad que la Doncella de Orleáns ostenta, y posiblemente su muerte, de haber ocurrido el accidente, se hubiera debido más al impacto, a la hipotermia o a los tiburones, que al fuego.

Salvo “el de los pies ligeros” que dejaremos para el final por un encono personal de este cronista para con él, de los héroes que tuve que reconocer en la sosa –hasta para la sustancia estas entradas- y casi testimonial prueba de “Cada sabio con su tema” de mi participación en Saber y Ganar, estos dos aeronautas son los únicos que alcanzaron la jerarquía de héroe por medio de la acción. Juana de Arco, también, pero apuntada quede por última vez su jerarquía superior que la elevaron hasta los altares cristianos.

VICENTE FERRERPensándolo bien, quizás este último párrafo no sea exacto y dado que no tengo un criterio definido sobre si Vicente Ferrer fue un héroe de fe, un héroe de humanidad, un héroe de acción o incluso un santo, le traslado a usted la responsabilidad de enjuiciarlo. Evidentemente, como siempre que leemos, tenemos la potestad de juicio sobre lo que se nos dicen, y podemos mandar al garete (o al fuego, ya que estamos) al libro, al autor, a sus ideas o premisas sin ningún rubor y sin dar explicaciones. Lo que quiero decir con ese “traslado de responsabilidad” es que lo que voy a decir aquí –ya que el guía de estas entradas me lo permite- lo voy a hacer desde el punto de vista de un lector más y no del autor, es decir, despojado de la aureola del que dicta, que, equivocado para nosotros o no, se cree con la potestad/vanidad de poder/saber decirnos cosas de manera taxativa y solvente. Yo me entiendo, espero que usted también lo haga o, al menos, me lo perdone. Para uno, a Vicente Ferrer deberían elevarlo a los altares saltándose todos los trámites, porque las causas a las que ha ofrecido su vida constituyen los principios esenciales, místicos y filosóficos, en los que se fundamenta la fe cristiana.  Si la curia romana tiene el santo cuajo de canonizar a papas como Juan XXIII –que modernizó la Iglesia en pos de la extensión de sus tentáculos, alejándola de la esencia al subvertir su liturgia- o Juan Pablo II –instrumento contrarrevolucionario, que gustaba de vestir Prada-, con mayor razón y celeridad debía hacerlo con Vicente Ferrer. Pero claro, es que la curia romana sí que tiene ese santo cuajo y, al fin y al cabo, ya está absolutamente desvirtuada –en el sentido más estricto de la palabra, sin virtud- de los valores cruciales del Cristianismo, y, claro, es bien lógico que santifique con más facilidad y urgencia a personajes que coadyuvaron a acrecentar la influencia, el poder, la riqueza de una institución con estructura de emporio, que a alguien como el buen catalán. Además, ya tenemos a un San Vicente Ferrer en el santoral, así que, de momento, lo tiene difícil.

 Rezagando de nuevo a Aquiles, las dos mujeres que restan de la serie de héroes que me preparó en el equipo de guionistas de Saber y Ganar para esta prueba de “Cada sabio con su tema” de la que me ocupo, las incluyeron en la lista por razones bien peculiares y distintas, aunque sobrenada la idea común de que estaban marie curieen ella porque eran mujeres. Me explico. Verdad es que fueron unas luchadoras, unas adelantadas a su tiempo. Que tanto Madame Curie como Rosa Parks pueden ser consideradas como grandes mujeres no se puede poner en duda, pero no puedo yo dejar de notar unas notas en falsete en estas exaltaciones. Yo mismo, habiendo individualizado a los hombres “héroes” de esta lista de preguntas, estoy metiendo en la misma parrafada a estas dos mujeres sin singularizarlas tanto, y lo lamento. Voy a hacer un intento por paliar este defecto aunque no sé si lo conseguiré porque no lo siento del todo, porque no puedo evitar pensar –sentir- que estaban en la lista de heroínas no por sus logros personales exactamente, sino por ser una representación válida, un instrumento para destacar de lo que en la actualidad es considerado como “políticamente correcto” -en la teoría, claro, porque en la práctica la discriminación de la mujer en todos los mundos, o de los negros en EEUU, constituyan aún lacras perniciosas sin superar-. Rosa Parks es conocida por haberse negado a ceder su asiento –reservado para blancos- en un autobús y por las consecuencias que conllevaron este acto –incluido un encarcelamiento- y de las acciones posteriores del movimiento de los derechos civiles que llegaron a conseguir -¡por fin!- que un tribunal considerara inconstitucional la segregación en el transporte. Parece ser que Rosa Parks no había sido la primera mujer que se negó a ceder su asiento y aún existen muchas dudas de la veracidad de ese gesto de Rosa o, al menos, de la razón real que la condujo a realizarlo. Dejémoslo aquí y no hurguemos más en el hecho ni indaguemos en el papel posterior de Rosa en el movimiento de derechos civiles como para ser considerara una heroína a la altura de Vicente Ferrer o de Aquiles. Que su acción fue valiente y decidida y que sirvió como desencadenante de Rosa Parksun proceso de lucha que aún hoy continúa, es absolutamente loable y un servidor no la llega a la altura de los zapatos, que conste. Marie Curie fue una mente privilegiada que con el tesón y la constancia de una científica logró metas vetadas hasta ese momento a la mujer. Fue la primera mujer que impartió clases en una universidad –La Sorbona- y la primera mujer en obtener un premio Nobel. Casi nada. Contribuyó decisivamente en el avance de los estudios sobre la radiactividad y fue fiel a su profesión y leal con sus aptitudes y constante en sus actitudes para realizar una labor científica extraordinaria. Sin embargo, no es descabellado creer que antes que Rosa Parks, sí habría habido algún hombre negro que se negara a levantarse de su asiento y que previamente a su encarcelamiento recibiera como premio a su heroico gesto una buena somanta y hoy es un perfecto desconocido. Y desde luego que en el tiempo de la Curie trabajaron a parecido nivel científico unos cuantos colegas masculinos que no son considerados exactamente héroes. Pero quede bien lo que bien parece.

Aquiles sí que es el único héroe de la lista en el sentido más estricto de la palabra. Un héroe de la Guerra de Troya. Un gran guerrero. El más hermoso, el más veloz –“el de los piés ligeros”-, el más amante –por lo que creo recordar de la Iliada, Aquiles había desistido de la lucha por desavenencias con los Atridas, y solo volvió a ella con violencia desatada al caer en la batalla su amigo-amante, Patroclo-. Aquiles, además, era el mejor lanzador de la jabalina –esto yo no recuerdo sí está en la Iliada o es un invento de la película Troya, del 2004, con Brad Pitt encarnando a Aquiles, ¡Brad Pitt, Aquiles!, es decir, que Aquiles es lo más de lo más en héroes. Se le considera hasta casi invulnerable –recuerde, el talón-. Pero con todo ello, yo nunca podré perdonarle, por muchos años que viva, que tuviera que ser él, el que diera muerte a mi personaje histórico favorito: Héctor. Recuerdo que ya de pequeño, al ver alguna película antigua sobre la Guerra de Troya me entraron ganas de llorar en la escena de la muerte de Héctor. Bueno, me quedo sin espacio y tampoco hay ganas ni tiempo para profundizar en el análisis de ese enfrentamiento a muerte de dos arquetipos humanos construidos con las mejores virtudes, y dilucidar el porqué Homero decidió –ojo, que puede ser posible que se aquiles-hectorciñera a una realidad histórica- que el representado por Aquiles, venciera, diera muerte y arrastrara sus restos de manera ignominiosa alrededor de las murallas de Troya al de Héctor. Casi seguro que algún estudio psicológico se habrá escrito sobre esta oposición, y si no, debería escribirse. O quizás, y simplemente, es un hecho bélico inexorable, una demostración de que la Guerra es más ciega que el amor.  Me quedan consuelos de tontos. Que Héctor, perteneciendo al bando de los perdedores, de los “malos de la película”, haya llegado hasta el siglo XXI ensalzado y como héroe también, algo que está al alcance de muy pocos perdedores. Y su nombre. Con el nombre de Aquiles yo solo he conocido a una persona en todos mis años, sin embargo, Héctor… ya sabe lo preferido que es como nombre.

Reconozco que estoy siendo un poco artificioso en todo lo que voy escribiendo al ceñirme demasiado al término héroe, y así encuentro argumentos para calibrar a mi manera a los integrantes de esta lista. En descarga de los guionistas del programa debo ser sincero y contar aquí que Juanjo Cardenal, al realizar la presentación del tema elegido por mí, “HÉROES DE LA HISTORIA” puntualizó este titular con un inciso aclaratorio…. Bueno, creo que es mejor que transcriba con fidelidad cómo se condujo la prueba. Retomo el curso del programa desde la conclusión del “Reto del comodín”. Así sucedió:

-  Sobreseer… Pues como ha dicho Juanjo muy bien, en justicia, ésa es la palabra que no ha encontrado Jorge y no ha conseguido el comodín. ¡Por una! ¡Por una! Pero tenemos cinco temas…  (Jordi guiña un ojo picarón al decir esta última frase)

A continuación van encendiéndose en la pantalla, uno a uno, los cinco temas de la prueba acompañados de una musiquita que ponen luego en el montaje.  Al ser yo el concursante más bisoño de los tres, soy el primero en participar y tengo la venia de poder escoger el primero de entre cualquiera de los cinco propuestos en esta prueba de “Cada sabio con su tema

Este es el panel:

5 temas

Juanjo enuncia estos temas leyéndolos despacio, con su esmerada vocalización y un énfasis ligero de cada uno según su naturaleza. Cuando lo hace, reconduce la prueba, Jordi Hurtado.

- Uhuú.. Giorgi, nuestro primer concursante hoy, en cada sabio con su tema, ¿elige…? (Jordi tiene un boligrafo en la mano derecha. Con él y con el dedo índice de la izquierda, me ha señalado como si me apuntara con dos revólveres)

HeroesDeLaHistoria

- Héroes… -respondo con un movimiento como para quitarme tensión. Como si fuera mi tema predilecto. Y no. Ni en esta prueba de fogueo consigo relajarme-

- ¡Heeéroeeees!. !Héroes de la historia, Juanjo!.

–interviene Juanjo, y aquí está el inciso anunciado-. No vamos a olvidar las heroínas, tampoco. Y atención. El término héroe o héroes… en el máas aamplio de los sentidos. (Un buen pellizco en la nariz que me doy al oírle…).

-  Sí ¡Hum! ¡Pues ahí están las preguntas. A responder, Georgi. Es la primera prueba, tiempo…

- ¿Qué heroína, apodada la doncella de Orleáns, fue quemada en la hoguera?

 Bernad o Juana

-   JUANA DE ARCO. –respondo con seguridad, aunque un poco secamente.-.

-   ¡Correcto!

 

-   ¿En qué universidad francesa fue profesora de física y química Madame Courie?

Col o Sorbona

-   LA SORBONA.

-   ¡Correcto!

 

-   ¿A bordo de qué nave viajó al espacio exterior el cosmonáuta soviético Yuri Gagarin?.

Soyuz o Vostok

-   SOYUZ 1

-   No es correcto.

Primer error que encajo impertérrito.

 

-   ¿Con qué ciudad enlazó Nueva York sin escalas, en solitario, el aviador Charles Limbert?

Paris o Londres

-   Ehhh… LONDRES. Acompaño la respuesta con un gesto afirmativo de seguridad.

-   No es correcto.

Segundo error. Ahora ya aprieto los labios y abro mucho los ojos. ¡Claro, Giorgi! Fue un viaje para unir los continentes de América y Europa, y Gran Bretaña no es el continente. Recuerda aquella anécdota en la que un tiempo infernal había interrumpido los transportes entre las islas y Europa y que algún periódico inglés informó de la noticia en portada con la frase: ¡EL CONTINENTE AISLADO!

 

-   ¿Cómo describe Homero en La Iliada al gran guerrero Aquiles?

PiesLig o Pacif

-   EL DE LOS PIÉS LIGEROS.

-   ¡Correcto!

Me parece increíble. Ahora que me remiro en el vídeo, me veo que he dudado. Se me han ido unos segundos antes de contestar… Bueno, ahora que tengo a Aquiles encima de la mesa me sorprende esa duda, pero cuando estás en Saber y Ganar y no sabes por dónde van a ir los tiros y surge un pregunta que te la supones requetesabida, y vas a rescatar la respuesta para, de pronto, encontrártela empaquetada en el fondo en el desván del conocimiento poco útil... O, simplemente, esa duda, es una muestra más de la poca energía con la que chispeaban mis conexiones neuronales esa mañana que tanto está dando de sí. De hecho, también me veo dudar ligeramente al dar la respuesta de la siguiente pregunta... Si no fuera porque llevo manejando yo esta nave, podría hasta dudar de la posible manipulación del vídeo... En fin. 

- ¿A qué país dedicó el misionero español Vicente Ferrer los mejores años de su vida?

Mozam o India

-   INDIA.

-   ¡Correcto!

Nótese la cortesía de Juanjo Cardenal. Cuando tu respuesta es válida, suelta un ¡Correcto! muy resaltado, casi alegre. Al contrario, las respuestas erróneas, ese “No es correcto” lo dice muy claro pero con menos énfasis.

 

- ¿A qué se negó Rosa Parks para convertirse en un icono contra la segregación racial?

Levantarse o Saludar

-   LEVANTARSE DEL ASIENTO.

-   La gran Rosa Parks… ¡Correcto! ¡Heroína!

Y suena el toquecillo agudo del final del tiempo. Cinco respuestas correctas a 20 puntos. Mis primeros cien puntitos. Y ésa será la máxima cantidad que lucirá mi marcador…   

- Sí, sin duda. Efectivamente. Jordi ha rubricado el comentario de Juanjo con un tono solemnísimo, casi tristón - Y cien puntitos para… para Giorgi. Y ¡Pedro! ¡Con comodín!...

Bueno, aunque andamos ya mal de espacio en esta entrada, no puedo cortar aquí y debo finalizarla incluyendo las preguntas de “Cada sabio con su tema” que correspondieron a mis compañeros concursantes Pedro y Jorge. Me parece lo adecuado para que esta crónica sea lo más completa y fidedigna posible y aunque se alargue, será una extensión sin recargas, vaporosa, con mucho espacio en blanco. Me voy a limitar a realizar una transcripción simple de preguntas y respuestas, sin realizar juicios –ni sé, ni debo hacerlos-, ni detalles que ni iban conmigo ni a los que estuve demasiado atento, ya sabe usted por dónde andaba yo, ajeno a todo, imbuido en mi terror y mis complejos. Ya llegaban, ya llegaban las temidas Preguntas calientes.

TrasLaMascara

Pedro eligió el primer tema, y así es como le fue:

 

-   ¿Dónde tiene su refugio el hombre enmascarado, el justiciero también conocido como el fantasma?

NYorkSelva

-   EN NUEVA YORK.

-   No es correcto.

 

-   ¿Qué actor lograba poderes sobrenaturales tras ponerse una máscara?

Jim o Johnny

-   JIM CARREY.

-   ¡Correcto!

 

-   ¿El carnaval de qué ciudad las máscaras tienen una gran importancia y tradición?

Rio o Venecia

-   VENECIA.

-   ¡Correcto!

 

 - ¿De qué color es la máscara del amor en uno de los terroríficos relatos breves de Edgar Allan Poe?.

Negra o Roja

-   NEGRA.

-   No es correcto.

 

 

-   ¿Los miembros de qué banda estadounidense de metal alternativo salen a actuar con máscara?

Nine o Slip

-   SLIPKNOT.

-   ¡Correcto!

 

-   ¿En cuántas ocasiones, Antonio Banderas has lucido la máscara del zorro?.

Dos o Tres

-   DOS VECES.

-   ¡Correcto!

 

-   ¿En qué museo se exhibe la impresionante máscara mortuoria de Tutankamon?.

Louvre o Cairo

-   EN EL LOUVRE.

-   No es correcto.

 

-   ¿En qué género dramático japonés los actores usan…

-   ¡Tiempo! No, no se completó este enunciado y… con este tema dedicado a las máscaras Pedro ha conseguido ocheeeenta puntos… Y seguimos. ¡Atención, Jorge! ¡Jorge Santamaría! para usted tenemos…

Ahora. La prueba de Jorge. Jorge eligió:

Presidentes

 

 Juanjo, comienza la batería de preguntas sobre este tema:

 

- ¿Cuál de estos presidentes de Italia ha sido el primero en repetir el cargo tras unas elecciones?

Giorgio o Sandro

-   PERTINI.

-   No es correcto.

- ¿Qué responsabilidad ocupa François Holande en el palacio del El Eliseo?

Presi o Jefe

-   JEFATURA DEL GOBIERNO.

-   No es correcto.

 

-   ¿Qué título ostenta en la república islámica de Irán Hassa Rouhani?

Lider o Presidente

-   LÍDER SUPREMO.

-   No es correcto.

 

-   ¿De qué país fueron presidentes Kubitschek, Quadros y Lula?:

Paraguay o Brasil

-   DE BRASIL.

-   ¡Correcto!

 

- ¿En qué país europeo fue investido presidente en 2012 Joachim Gauck?

Austria o Alemania

-   AUSTRIA.

-   No es correcto.

 

- ¿Quién ocupó el sillón presidencial en Chile antes de que fuera investido Sebastián Piñera?

Bachelet o Lagos

-   MICHELLE BACHELET.

-   ¡Correcto!

 

- Si la Casa Rosada es la sede del gobierno argentino, ¿cómo se llama la residencia del presidente de Argentina?

Quinta o Palacio

-   PALACIO DE AGUAMARINA.

Se cumple el tiempo y Juanjo, en esta pregunta final, no la cierra con un “No es correcto” sino con un “No señor, se llama Quiiiinta de Olivos”.

- Bueno, pues… No ha ido muy bien este tema, Jorge, porque solo ha conseguido cuarenta puntitos… Son solo dos respuestas… A ver qué ocurre ahora con las Preguntas Calientes. ¡¡Ahíííí, ahí hay muchas preguntas, que son diez en total, por tanto muchos puntos en juego… Visitaremos una ciudad, la doble pregunta de Pilar y… ¡Atención, atención!, Juanjo, ¿cuál es ya la primera?

                    

 

             Ir a Entradas anteriores publicadas:

     1      2      3     4      5      6      7      8      9     10 

   11    12    13   14    15    16    17    18    19    20 

     21      22      ==> Entrada siguiente

 

 

Subcategorías