RotuloLosfragmentos

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes

Final de Mis chistes, mi filosofía.
Slavoj Žižek
Acceso directo a los fragmentos de Mis chistes, mi filosofía. Slavoj Žižek

Comienzo de Hombres buenos.
Arturo Pérez-Reverte
Hombres buenos de Arturo Pérez-Reverte. Comienzo.

Fragmentos de Mountolive.
Lawrence Durrell
Fragmentos de Mountolive. Lawrence Durrell

Cuatro Relatos de Relatos de lo inesperado.
Roald Dalh
Cuatro Relatos de Relatos de lo inesperado. Roald Dalh

 

 

NUEVAS PORTADAS
Final de Tiempo de silencio
Luis Martín Santos
Final de Tiempo de silencio de Luis Martín Santos

Comienzo de El árbol de la ciencia
Pío Baroja
Fragmentos de El árbol de la ciencia de Pío Baroja

Fragmentos de El Jardín de la pólvora
Andrés Trapiello
Fragmentos de El Jardín de la pólvora de Andrés Trapiello

Fragmentos de La nada cotidiana
Zoé Valdés
Fragmentos de La nada cotidiana de Zoé Valdés

DedoIndice

 

Fragmentos de libros.  El ladrón y los perros de Naguib Mahfuz    Fragmentos II:

Acceso/Volver a los FRAGMENTOS I de este libro: HaciaArriba
Continúa...     (Se muestra alguna información de las imágenes al sobreponer el ratón sobre ellas)

p63

...  - Es Nur. ¿Te acuerdas de ella?

Said miró hacia la oscuridad, fuera de la puerta, pero no vio nada y preguntó:

- ¿Sigue viniendo por aquí?

- De vez en cuando. Se alegrará de verte.

- ¿Está liada con alguno?

- Claro, con el hijo del dueño de la pastelería.

Cuando se hubieron sentado en el banco, el dueño del café llamó al mozo y le dijo:

- Con mucho tiento dile a Nur que venga...

Afiche Al liss wa al kilabSí, que venga para ver lo que el tiempo ha hecho con ella; con esa que en vano trató de poseer tu corazón. Tu corazón que era propiedad incondicional de la traidora. No hay nada más cruel para el corazón que el hecho de amar a un corazón indiferente. Es como cuando el ruiseñor le canta a una piedra o la brisa acaricia un canto afilado...

  _  

   

CAPÍTULO IX

p85

¡Qué oscuridad! Lo mejor sería que te convirtieras en un murciélago. ¿Y ese olor a frito que se filtra por la puerta a estas horas de la noche? Cuándo volverá Nur? ¿ Volverá sola? ¿Podré quedarme en su casa hasta que me olvide de todo? Tal vez te creer, Raúf Alwán, que te has desecho de mí para siempre, pero con este revólver puedo hacer cosas muy hermosa, con tal de que no tenga el destino en contra. Con él también puedo despertar a los que están dormidos, pues ellos son el origen de todos mis males. Ellos fueron los que crearon a Nabawiyya, a Alísh y a Raúf Alwán...

  _      

CAPÍTULO XI

 p101

 EnElCairoNo pasa un día sin que el cementerio reciba un nuevo huésped. Como si no tuvieras nada más que hacer que quedarte acurrucado detrás de la persiana para contemplar la perseverante e infatigable actividad de la muerte. Los que acompañan a los muertos son muchos más que los muertos. Llegan en grupos, llorando, y luego vuelven secándose las lágrimas y hablando. Una fuerza más poderosa que la misma muerte es lo que les empuja a seguir viviendo. Así también fueron enterrados los que de tu familia han desaparecido...

  _  

 

p126  ... Siempre ambicionaste que el mundo se tambaleara desde sus cimientos, incluso cuando no eras más que un acróbata. Tus incursiones triunfantes en las casas lujosas eran como un vino que embargaba tu orgullosa cabeza...

  _  

  

... p127 - Soy diferente a los que han estado antes que yo en esta jaula. Pero vosotros, por vuestra cultura, debéis tener una concepción particular. En realidad no existe diferencia alguna entre vosotros y yo, solo que yo estoy dentro de la jaula y vosotros fuera; pero se trata de una diferencia fotuira que carece de importancia. Lo que realmente resulta cómico es que mi cualificado profesor no sea mñas que un vulgar traidor. Tenéis motivos para asombraros, pero puede ocurrir que un cable de la corriente eléctrica sea repugnantemente ensuciado por la secreción de una mosca...

  _  

TheThief3... - Quien me mate a mi matará a miles. Yo soy el dueño de la esperanza, el chivo expiatorio de los cobardes, soy el ejemplo y el consuelo, las lágrimas vertidas del amigo. Al decir que estoy loco debéis incluir a todos los que tienen compasión de mí. Analizad las causas de esta aparente locura y luego juzgad como mejor os parezca.

El mareo iba en aumento. Decidió que era una gran hombre, en el puro sentido de la palabra, un hombre de una grandeza inmensa, pero había sido cubierta por la oscuridad, por su contacto con las tumbas y que su gloria iba a perpetuarse más allá de la muerte. La locura de esa grandeza que propaga el vigor por las raíces de las plantas, las entrañas de los animales y el corazón de los hombres. El sueño se apoderó de él sin que se diera cuenta; no tuvo conciencia de que realmente había dormido hasta que no se despertó con la luz que iluminaba el cuarto...

  _  

  

p138

 FNaYCielo33... Said volvió a sentarse en silencio y el Sheij lo estuvo contemplando durante un largo rato, luego dijo:

-¿Cuándo encontrarás la tranquilidad?

-Sobre la faz de esta tierra, nunca.

-Y por eso pasas hambre aunque tienes dinero.

-Será por eso.

-Pues yo estaba recitando unos poemas sobre las penas de este mundo, pero con corazón feliz.

-Es que eres un Sheij feliz.

Luego añadió furioso:

-Los canallas han huido, asi que, ¿cómo puedo estar tranquilo?

-¿Cuántos son?

-Tres...

-¡Qué maravilla de mundo si sus canallas se reducen a tres!

-Son mucho más, pero los enemigos que yo tengo entre ellos son tres.

-Entonces no ha huido ninguno.

-Yo no soy el responsable del mundo entero.

-Eres responsable de este mundo y del otro.

CubArabeSoltó un suspiro con la paciencia agotada y el Sheij añadió.

-La paciencia es algo sagrado que convierte en sagradas todas las cosas.

Said dijo con amargura:

-Pero los criminales se salvan y los inocentes caen.

EL Sheij suspiró y le preguntó:

-¿Cuándo alcanzaremos el reposo de los corazones estando sometidos a juicio?

Said contestó:

-Cuando el juicio sea justo.

El juicio siempre ha sido justo y lo será.

Said sacudió la cabeza y vociferó furuioso:

-¡Los canallas han huido, maldita sea

El Sheij sonrió sin decir nada y Said dijo, ya en otro tono, como para cambiar de conversación:

-Voy a dormirme de cara a la pared; no quiero que me vea ninguno de los que te visitan. He buscado cogijo en tu casa, asi que vela por mí.

El Sheij replicó con compasión:

-Uno solo puede depositar su confianza en Dios.

Said le preguntó temeroso:

-¿Me vas a dejar solo?

-¡Dios me libre!

Volvió a preguntar desesperado:

-¿Y tú no puedes salvarme, con toda la gracia que te ha sido otorgada?

-Tú te puedes salvar a ti mismo, si quieres.

Said murmuró para sus adentros:

-Yo me dedico a matar a los demás.

Luego preguntó en voz alta:

-¿Es que la sombra de algo que está torcido puede ser recta?

El Sheij contestó con dulzura:

-A mí las sombras no me interesan…

...

Comparta, si lo considera de interés, gracias:        

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.