RotuloLosfragmentos

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes

Fragmentos de La balada del café triste.
Carson McCullers
Fragmentos de La balada del café triste. Carson McCullers

Fragmentos de Niebla.
Miguel de Unamuno
Fragmentos de Niebla. Miguel de Unamuno

Comienzo de Lazarillo de Tormes.
Anónimo
Acceso directo al comienzo de Lazarillo de Tormes

Todo lo que hay. Comienzo
de James Salter
Todo lo que hay de James Salter. Comienzo.

 

 

NUEVAS PORTADAS
Comienzo de Crónica de una muerte anunciada
G.García Márquez
Comienzo de Crónica de una muerte anunciada de G.García Márquez

Final de Ensayo sobre la ceguera Final
José Saramago
Final de Ensayo sobre la ceguera de José Saramago

El hombre sin atributos Fragmentos
de Robert Musil
Fragmentos de El hombre sin atributos de Robert Musil

El evangelio según Jesucristo Comienzo
de José Saramago
Comienzo de El evangelio según Jesucristo de José Saramago

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. LO QUE SÉ DE LOS VAMPIROS de Francisco Casavella FRAGMENTOS I:

Nuestra portada:
 PtaPubSalamanca750
VOZ DE LA FOTO. Homo sum; nihil humani a me alienum puto. ("Soy un hombre, nada humano me es ajeno") Publio Terencio Africano. Imagen de la pintura naif-canalla que decoraba la entrada de un bar de copas y por la que se puede colegir que para el autor tampoco nada humano le es ajeno. Así, parece que publicitara que el local podía albergar a personajes con contraste, de distintas razas, credos, cultura, condiciones sociales, estados mentales e incluso a humanos de siglos distintos. Adecuada imagen, pues, como portada nuestra para esta novela del prematuramente desaparecido Casavella, un autor que, para nosotros, ¡oh sorpresa!, ha resultado un estupendo descubrimiento, con una prosa viva y elocuente, de las que no abundan demasiado en la actual novela de consumo.
De la entrada a un bar de copas.  Salamanca.    © LCJ  
 
Fragmentos de libros   
 

     De    «ID E INCENDIAD EL MUNDO»


      … Martín, sabio en bastardías menos famosas, aplica a su rostro la absoluta suspensión de ánimo tras el cuento y la moraleja, y de sus facciones brota un semblante de nube donde cada cual intuye lo que quiere: un búho, una vieja, un calón, un mapa… Martín desea que lo admirativo asome en su expresión, porque adivina la valentía del preceptor de don Juan de Austria. Medita en la propiedad de orrodillarse ante el prefecto y besar su mano por contarle esa historia prodigiosa, medicina sutil envuelta en dulcísimo caramelo. Pero detiene la intención, porque la mano huesuda ya rebusca en la sotana y enseguida aparece una carta con el lacre violentado. Martín, que reconoce la letra de Elvira, recuerda la expresión adecuada para referirse a ella: «la hermana que yo tenía». No fue poco el alborozo que en su hora le produjo saber que su hermana no era tal, ignorando con gusto el verdadero espíritu de la regla que ahora mismo el prefecto habrá de recordarle.

     Y alza la voz el prefecto:

    

   Continuar fragmentos    (Continuar con los fragmentos de "Lo que sé de los vampiros" )

  Comparta, si lo considera de interés, gracias:         

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.