RotuloLosfragmentos

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes
El Buscón, comienzo
de Francisco de Quevedo
El Buscón de Francisco de Quevedo.  Comienzo

Pies de barro. Fragmentos
de Terry Pratchett
Pies de barro. Fragmentos.  de Terry Pratchett

Final de Imperiofobia y leyenda negra.
María Elvira Roca Barea
Final de mperiofobia y leyenda negra. María Elvira Roca Barea

Final de María Antonieta.
Stefan Zweig
Final de María Antonieta. Stefan Zweig

NUEVAS PORTADAS
La septima cruz. Fragmentos
de Anna Seghers
Fragmentos de de La septima cruz. Anna Seghers.

La rosa de Paracelso. Cuento
de Jorge Luis Borges
Cuento:La rosa de Paracelso de Jorge Luis Borges. Final.

El extranjero. Comienzo
de Albert Camus
El extranjero. Albert Camus. Comienzo

La sinagoga de los iconoclastas Fragmentos
de J.Rodolfo Wilcook
La sinagoga de los iconoclastas de J.Rodolfo Wilcook Clarín. Fragmentos.

La conciencia de Zeno Fragmentos
de Italo Svevo
La conciencia de Zeno de Italo Svevo. Cuento.

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

DedoIndice

 

FRAGMENTOS DE LIBROS:   POR AUTORES  

    Autores cuyo apellido o pseudónimo comienza por la letra: C

 

Galería y Consulta/Descarga Pdf: Mosaico Fragmentos de libros x autores.

Caamaño, Luis. Informes para Valdenarro Caballero Bonald, José M.: Agata ojo de gato Cadalso, Jose: Cartas marruecas Calvino, Italo: Las ciudades invisibles Carver, Raymond: Catedral Casavella, Francisco: Lo que sé de los vampiros Castaneda, Carlos: Las enseñanzas de don Juan Céline, Louis-Ferdinand: Viaje al fin de la noche Cervantes, Miguel de: Don Quijote de la Mancha Cioran, Emil M.: Ese maldito yo Coetzee J.M.: La edad de hierro Conrad, Joseph: El corazon de las tinieblas Cortázar, Julio: Rayuela (Fragmentos y Cap.23 íntegro) Chaves Nogales, Manuel: A sangre y fuego Chirbes, Rafael: Crematorio pdf icon Grande Pdf.Mosaico Fragmentos de libros por autores

 

C Corp      Orden alfabético x autor. Las imagenes de libro/autor están "hipervinculadas" a su texto.

Caamaño, Luis     Informes para Valdenarro

Acceso directo a los fragmentos de Informes para Valdenarro de Luis Caamaño

    Informe nº 2. Tarde de torpezas. Desde luego, si esto sigue así, voy a tener que cambiar el título de estos informes porque lo de «aislado» comienza a parecer un invento. Como ya conté, el lunes apareció un feliz Sr. O. y nos comportamos castamente –una cerveza, con su trocito de tortilla-. Pero ayer se dejaron caer los colegas del escaque... (Pulsar en imagen)

IconoFraLib   ... algo decimos de este libro

 

Caballero Bonald, José M.     Agata ojo de gato

Acceso directo a los fragmentos de Agata ojo de gato de José M.Caballero Bonald

    p30. Tras una ausencia cuyo término coincidió con los primeros indicios migratorios de las aves invernizas, volvió el normando a sus cotas marismeñas en compañía de una adolescente más bien andrajosa, de edad de dieciséis años a lo sumo (cuando ya él debía andar por los treinta y ocho) zafia y asustadiza, no carente de cierta agresiva sazón corporal y de una especie de huraña hermosura... (Pulsar en imagen)

 

Cadalso, Jose     Cartas marruecas

Acceso directo a los fragmentos de Cartas marruecas de José Cadalso

    De la CARTA I DE GAZEL A BEN-BELEY. … Pero tú me enseñaste, oh mi venerado maestro, tú me enseñaste a amar la verdad. Me dijiste mil veces que faltar a ella es delito aun en las materias frívolas. Era entonces mi corazón tan tierno, y tu voz tan eficaz cuando me imprimiste en él esta máxima, que no la borrará la sucesión de los tiempos. Alá te conserve una vejez sana y alegre...  (Pulsar en imagen)

IconoFraLib   ... algo decimos de este libro

 

Calvino, Italo     Las ciudades invisibles

Acceso directo a los fragmentos de Las ciudades invisibles de Italo Calvino

    LAS CIUDADES Y EL DESEO.3- De dos maneras se llega a Despina: en barco o en camello. La ciudad se presenta diferente al que viene de tierra y al que viene del mar. El camellero que ve despuntar en el horizonte del altiplano los pináculos de los rascacielos, las antenas radar, agitarse las mangas de ventilación blancas y rojas, echar humo las chimeneas, piensa en un barco...  (Pulsar en imagen)

 

Carver, Raymond     Catedral

Acceso directo a los fragmentos de Catedral de Raymond Carver

    PLUMAS. Ese amigo mío del trabajo, Bud, nos había invitado a cenar a Fran y a mí. Yo no conocía a su mujer y él no conocía a Fran. Así que estábamos a la par. Pero Bud y yo éramos amigos. Y yo sabía que en casa de Bud había un niño pequeño. Aquel niño debía de tener ocho meses de edad cuando Bud nos invitó a cenar. ¿Qué ha sido de esos ocho meses? ¡Qué deprisa ha pasado el Tiempo desde entonces!  (Pulsar en imagen)

 

Casavella, Francisco     Lo que sé de los vampiros

Acceso directo a los fragmentos de LLo que sé de los vampiros de Francisco Casavella

    De «ID E INCENDIAD EL MUNDO» … Martín, sabio en bastardías menos famosas, aplica a su rostro la absoluta suspensión de ánimo tras el cuento y la moraleja, y de sus facciones brota un semblante de nube donde cada cual intuye lo que quiere: un búho, una vieja, un calón, un mapa… Martín desea que lo admirativo asome en su expresión, porque adivina la valentía del preceptor... (Pulsar en imagen)

 

Castaneda, Carlos     Las enseñanzas de don Juan

Acceso directo a los fragmentos de Las enseñanzas de don Juan de Carlos Castaneda

    De la Introducción. DURANTE el verano de 1960, siendo estudiante de antropología en la Universidad de California, Los Ángeles, hice varios viajes al suroeste para recabar información sobre las plantas medicinales usadas por los indios de la zona. Los hechos que aquí describo empezaron durante uno de mis viajes... Varios meses después de mi retirada, medité por primera vez... (Pulsar en imagen)

 

Céline, Louis-Ferdinand     Viaje al fin de la noche

Acceso directo a los fragmentos de Viaje al fin de la noche de Louis-Ferdinand Céline

    … Pero a partir de octubre se acabaron para siempre esas treguas momentáneas, la granizada se volvió mas copiosa, más densa, más trufada, más rellena de obuses y balas. Pronto íbamos a estar en plena tormenta y lo que procurábamos no ver estaría entonces justo delante de nosotros y ya no se podría ver otra cosa: nuestra muerte... (Pulsar en imagen)

IconoFraLib   ... algo decimos de este libro

 

Cervantes, Miguel de     Don Quijote de la Mancha

Acceso directo a los fragmentos de Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes

    Donde se concluye y da fin a la estupenda batalla que el gallardo vizcaíno y el valiente manchego tuvieron. Dejamos en la primera parte desta historia al valeroso vizcaíno y al famoso don Quijote con las espadas altas y desnudas, en guisa de descargar dos furibundos fendientes, tales, que, si en lleno se acertaban, por lo menos se dividirían y fenderían de arriba abajo y abrirían como una granada... (Pulsar en imagen)

 

Cioran, Emil M.     Ese maldito yo

Acceso directo a los fragmentos de Ese maldito yo de Emil M. Cioran

    «En este libro, en el que predomina el Fragmento, las verdades y los antojos se codean de principio a fin. ¿Cómo disociarlos, cómo saber lo que es convicción y lo que es capricho? (…) Al ser Ese maldito yo una secuencia de perplejidades, encontrarán en él interrogantes, pero ninguna respuesta. Por lo demás, ¿qué respuesta ?». E.M.Cioran sobre Este maldito yo. (De la solapa)  (Pulsar en imagen)

 

Coetzee J.M.     La edad de hierro

Acceso directo a los fragmentos de La edad de hierro de J.M. Coetzee

    ...Dos cosas, por tanto, en el lapso de una hora: la noticia, largo tiempo temida, y ese otro reconocimiento esa otra anunciación. La primera de las aves carroñeras, rápida, certera.¿Cuánto tiempo podré mantenerlas alejadas? Los carroñeros de Ciudad del Cabo cuyo número nunca disminuye. Que van desnudos y no tienen frío. Que duermen en la calle y no  (Pulsar en imagen)

 

Conrad, Joseph     El corazon de las tinieblas

Acceso directo a los fragmentos de El corazon de las tinieblas de Joseph Conrad

    … El sol se puso. La oscuridad descendió sobre las aguas y comenzaron a aparecer luces a lo largo de la orilla. El faro de Chapman, una construcción erguida sobre un trípode en una planicie fangosa, brillaba con intensidad. Las luces de los barcos se movían en el río, una gran vibración luminosa ascendía y descendía. Hacia el oeste, el lugar que ocupaba la ciudad monstruosa...  (Pulsar en imagen)

 

Cortázar, Julio     Rayuela (Cap.23, íntegro)

Acceso directo al capítulo 23 de Rayuela de Julio Cortázar

    23 p122 Parado en una esquina, harto del cariz enrarecido de su reflexión (y eso que a cada momento, no sabía por qué, pensaba que el viejecito herido estaría en una cama de hospital, los médicos y los estudiantes y las enfermeras lo rodearían amablemente impersonales, le preguntarían nombre y edad y profesión, le dirían que no era nada, lo aliviarían de inmediato con inyecciones y vendajes)...  (Pulsar en imagen)

 

Cortázar, Julio     Rayuela

Acceso directo a los fragmentos de Rayuela de Julio Cortázar

    De 7 (Pg.48) ... Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí...  (Pulsar en imagen)

 

Chaves Nogales, Manuel     A sangre y fuego

Acceso directo a los fragmentos de A sangre y fuego de Manuel Chaves Nogales

    ¡MASACRE, MASACRE! Al sol de la mañana la bomba de aviación que cae es una pompita de jabón que en un instante raya el cielo azul de arriba abajo. Vibra al sentirse herido el gran diapasón del espacio y, luego, si se está cerca, se sufre en las entrañas un tiro de descuaje como si le rebanases a uno por dentro y le quisieren volcar fuera. El estómago...  (Pulsar en imagen)

 

Chirbes, Rafael     Crematorio

Acceso directo a los fragmentos de Crematorio de Rafael Chirbes

    … Es el verano. La mesa está puesta. Nadie puede recordar eso. Sólo yo. Y cuando yo no lo recuerde, habrá dejado de existir. Silvia conoce el jardín, la balsa, tendrá otros recuerdos, recuerdos parecidos (las infancias se parecen), pero no este recuerdo, no esa decoración vegetal, esas palabras dichas ese día, en ese lugar, el fondo asmático de la respiración del aire entre los árboles...  (Pulsar en imagen)

 

 

Seleccione en estas Pestañas el panel de los fragmentos de libros por la letra
inicial del apellido/pseudónimo de su AUTOR

Solapa A Solapa B Solapa C gris Solapa DEF Solapa G Naz Solapa HIJK Naz Solapa LMN Naz Solapa OPQR Ama Solapa S Solapa T Z

 

Comparta, si lo considera de interés, gracias:      

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.