RotuloLosfragmentos

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Las tres misas rezadas. Cuento
de Alphonse Daudet
Las tres misas rezadas de Alphonse Daudet. Cuento

El elixir del reverando padre Gaucher, Cuento
de Alphonse Daudet
El elixir del reverando padre Gaucher de Alphonse Daudet. Cuento

Cartas desde mi molino, Fragmentos
de Alphonse Daudet
Cartas desde mi molino de Alphonse Daudet.  Fragmentos

Ante todo no hagas daño. Comienzo
de Henry Marsh
Ante todo no hagas daño. Henry Marsh. Comienzo

NUEVAS PORTADAS
Crematorio. Fragmentos
de Rafael Chirbes
Crematorio de Rafael Chirbes. Fragmentos.

Bartleby, el escribiente. Fragmentos
de Hermann Melville
Bartleby, el escribiente. Hermann Melville. Fragmentos

Jakob von Gunten. Comienzo
de Robert Walser
Jakob von Gunten. Robert Walser. Comienzo.

El pato salvaje. Final
de Henrik Ibsen
El pato salvaje.  Henrik Ibsen. Final.

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. EL VIEJO LEÓN, Tolstoi, un retrato literario

de  Mauricio Wiesenthal  Fragmentos (I):

Nuestra portada:
RaizNocturno
 
VOZ DE LA FOTO. ¡Oh dioses benevolentes! ¡Decidnos dónde están hoy los arquetipos de la esperanza en donde podamos buscarnos para ser fuertes, justos, limpios, felices...! !Decidnos en qué lugar de la Tierra escondéis a los grandes hombres para conocer la secreta fuerza que los impulsa, los ideales de diamante que guían sus vidas, el vigor y la ética y la comprensión que les tributa su sublime abnegación!
¡Oh astutos, celosos dioses! ¡Que no sea vuestro paradigma de serenidad, potencia, crecimiento como hombres, el reloj albo de la luna que eleva a los mares o la profética, enervadora realidad del sueño o la fuerza paciente de la raíz con la que el árbol rompe la coraza que lo oprime!
¡Oh dioses, sed clementes y mostradnos! ¡Destruid los juegos de espejos que nos enceguecen y quemad los falsos ídolos de oropel con los que nos embaucan y humillan!.
Raiz Nocturno.  Madrid   © LCJ 2019     
 
  
Fragmentos de libros             

  

          De   EL HÁBITO DEL PEREGRINO

 

p 24

  … Había dos mundos: en la ciudad los intelectuales que pensaban en revoluciones sangrientas y, en el campo, los pobres, los iluminados, los ofendidos… Éstos no compartían las ideas de los «intelectuales». Querían una Revolución que hicieses justicia a los necesitados, pero no exactamente la de los libros. No comprendían el «sentido de la historia» y esas cosas de las que hablaban Herzen, Bakunin, Marx, Trotski y Lenin

Para ellos la vida era como el Volga: un mundo bello por arriba y cruel por abajo, donde las especies luchan para procrear, desovar y alimentarse. En invierno todo está helado, las barcas se llevan a las casas hasta que llega la primavera y, en junio, las orillas aparecen llenas de flores. La vida de los pobres es así: eres feliz cuando te enamoras, cuando llevas a bautizar a tus hijos o cuando ves amanecer en el río, desde el puente de tu barcaza… Si naces en el río tienes que vivir en el río, amar el río, morir en el río. Y la revolución no consiste en «cambiar el sentido de la historia» ni en desviar el curso del río ni en negar a Dios que hizo las cosas como las hizo. Bastaría conseguir que los pobres que nacen en el río puedan vivir en el río. 

Tolstoi era, por su formación, un intelectual. Había sido amigo de Herzen y leía a Marx y a Lenin, pero su alma pertenecía a los campesinos....

...

 Continuar fragmentos    (Continuar con los fragmentos de "El viejo León. Tolstoi, un retrato literario" )

 

Comparta, si lo considera de interés, gracias:    

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.