Title FinalesdeLibros

 
Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

El invierno en Lisboa
de Antonio Muñoz Molina
El invierno en Lisboa. Comienzo

Todo se desmorona Final
de Chinua Achebe
Todo se desmorona.  Final

De qué hablo cuando hablo de escribir Fragmentos
de Haraki Murakami
De qué hablo cuando hablo de escribir. Fragmentos

NUEVAS PORTADAS
El Tao de la física
de Fritjof Capra
El Tao de la física de Fritjof Capra. Epílogo

León el Africano
de Amin Maalouf
Finales de libros. León el Africano de Amin Maalouf

Justine. Fragmentos
de Lawrence Durrell
Justine de Lawrence Durrell

La séptima cruz. Comienzo
de Anna Seghers
La séptima cruz  Comienzo  de Anna Seghers

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

DedoIndice

 

Finales de libros. TODO SE DESMORONA de Chinua Achebe  Final I

Nuestra portada:
CasaHundidaYMaAu800
VOZ DE LA FOTO: Unos quince interminables segundos mantuve encuadrada esta imagen en espera de que apareciera por la izquierda una tercera persona que permanecía oculta tras la pared derrumbada. La tensión la mantenía esa dilación y el temor a que las dos personas que sí aparecen, M y A, se salieran del cuadro. No pudiendo soportar más presión, disparé. Ingenuo de mí porque la espera era innecesaria y tuvo su riesgo. Solo después pude reconocer que esa tercera persona, L, aún estando, no podría aparecer porque la imagen con voz, la que nos habla, es necesariamente ésta. No era solo la casita de pescadores... algo entre ellos, M y A, también se desmoronaba.
Una de las casitas de la playa Babilonia, en Guardamar del Segura, que se "comió el mar" -término periodístico para la noticia- en 2017.    © LCJ  2019

  

Finales de libros 

 

22

 El sucesor del señor Brown fue el reverendo James Smith, un hombre completamente distinto. Criticaba abiertamente la política de compromiso y adaptación del señor Brown. Para él las cosas era blancas o negras. Y las negras eran malas. Veía el mundo como un campo de batalla en el que los hijos de la luz libraban una lucha a muerte con los hijos de las tinieblas. Hablaba en sus sermones de ovejas y cabras y de trigo y cizaña. Y era partidario de exterminar a los profetas de Baal.

El señor Smith se sentía muy disgustado por la ignorancia que demostraban muchos de su rebaño, hasta en cosas como la Trinidad y los Sacramentos. Lo cual solo demostraba que eran semillas plantadas en tierra pedregosa. El señor Brown solo había pensado en la cantidad. Debería haber sabido que el reino de Dios no dependía de grandes multitudes. Nuestro Señor mismo había destacado la importancia del corto número. Muchos son los llamados y pocos los elegidos. Angosto es el camino y pocos son los que lo hallan. Llenar el templo del Señor con una multitud idólatra que pedía a voces señales era una locura de consecuencias perdurables. Nuestro Señor utilizó el látigo una vez en Su vida: para echar a la multitud de Su iglesia... 

...

 Continuar final    (Continuar con el final de "Todo se desmorona" ) 

Comparta, si lo considera de interés, gracias:     

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.