SerCultosParaSerLibres
Los Comienzos. Calle Bailén, Madrid. Taberna El anciano Rey de los Vinos (100 años en 2009) y la desaparecida librería "Ser cultos para ser libres-"
Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes
El Buscón, comienzo
de Francisco de Quevedo
El Buscón de Francisco de Quevedo.  Comienzo

Pies de barro. Fragmentos
de Terry Pratchett
Pies de barro. Fragmentos.  de Terry Pratchett

Final de Imperiofobia y leyenda negra.
María Elvira Roca Barea
Final de mperiofobia y leyenda negra. María Elvira Roca Barea

Final de María Antonieta.
Stefan Zweig
Final de María Antonieta. Stefan Zweig

NUEVAS PORTADAS
La septima cruz. Fragmentos
de Anna Seghers
Fragmentos de de La septima cruz. Anna Seghers.

La rosa de Paracelso. Cuento
de Jorge Luis Borges
Cuento:La rosa de Paracelso de Jorge Luis Borges. Final.

El extranjero. Comienzo
de Albert Camus
El extranjero. Albert Camus. Comienzo

La sinagoga de los iconoclastas Fragmentos
de J.Rodolfo Wilcook
La sinagoga de los iconoclastas de J.Rodolfo Wilcook Clarín. Fragmentos.

La conciencia de Zeno Fragmentos
de Italo Svevo
La conciencia de Zeno de Italo Svevo. Cuento.

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. ALEGATO DE UN LOCO de August Strindberg  COMIENZO I:

Nuestra portada:
 BenditoNombre750
 
VOZ DE LA FOTO. Esta es la imagen de un fragmento de un cartel propagandístico de no recuerdo qué evento, de ese periodo algo lunático en el que eran mis pies los que mayormente cazaban fotografías a todo lo que me pareciera sugerente, andara, tremolara, brillara… o no. Está editada en negativo por ese pudor que tiene uno de arrogarse la fotografía de otra fotografía. Recuerdo que llovía y que me pareció ingenioso que bajo esa cara marcada de arrugas, con su atisbo de enajenación también, se destacara la palabra "Bendito". Recuerdo que la compartí por una red social y que lo de estupendo que yo considerara en la imagen no tuvo su eco en los destinatarios, lo que me dejó un sentimiento de despecho que acusé...
Hoy ese cartel pegado en una tapia ha desaparecido, se lo llevó la lluvia, el raer del tiempo, la superposición de anuncios de eventos más actuales. Posiblemente ya esté olvidado, archivado para siempre por sus propios creadores y todo lo que quede de ello sea lo nuestro, es decir, una historia propia, un montaje mental, la vivencia como otra pequeña prueba de que nuestro día a día se construye con piezas de realidad a los que nosotros damos forma, volumen, sentido y sentimientos. Alegato de un loco también nos transmite algo parecido. Un alegato de venganza de Strindberg como catarsis para reconducir el deseo de rendición ante la vida hacia una salida. Y así, el autor sueco, se va revelando (echando pestes) contra el matrimonio, la vida burguesa, las crecientes ideas feministas, la mujer, el lesbianismo... Aunque la ¿verdad? sería otra cosa, claro. Pero Strindberg era así. Un fenómeno.
Imagen negativa de un fragmento de un cartel propagandístico de no recuerdo qué.  Madrid.    © LCJ  2017
 
Comienzos de libros   
Incorporamos como comienzo el primer prólogo del autor de 1887 (omitimos el de 1894) y la larga Introducción, tambien de Strindberg. Parecería que obviarámos el comienzo de la novela propiamente dicho, pero no es así porque tanto el primero como la segunda pueden considerarse parte de la trama. El prólogo es célebre "Este libro es atroz..." En la introducción el autor compendia los hechos que luego desarrollará en la novela. Es un buen comienzo para traerlo hasta fragmentos de libros, desde luego.
 

Prólogo

     Este libro es atroz. Lo admito sin objeciones, pues siento un punzante arrepentimiento por haberlo escrito.

      ¿Qué fue lo que dio lugar a este libro?

     La justa necesidad de lavar mi cadáver antes de que quede sepultado por siempre en la cerveza.

   Recuerdo que hace cuatro años, a uno de mis amigos de letras, declarado enemigo de las indiscreciones… de los demás, se le escapó delante de mí esta frase, un día en que la conversación había venido a versar de mi matrimonio:

       - ¿Sabes que es un buen tema para una novela, listo para pasar por mi pluma?

    De ese momento data mi resolución de esculpir mi novela yo mismo, ya que tenía, de hecho, la certidumbre casi total de que mi amigo lo aprobaría.

      ¡Amigo mío, que no te parezca mal que yo, como primer ocupante, reivindique aquí mis derechos de propietario!

     También recuerdo que, esta vez hace dieciséis años, la difunta madre de mi futura esposa, entonces baronesa -y separada-, me dijo, al verme fijar la mirada en su hija, que melindreaba entre un grupo de jóvenes:

      - ¿No cree usted que hay ahí un tema para una bonita novela, caballero?

      - ¿Con qué título, señora?

      - Una mujer de fuego —me dijo.

   Madre afortunada, difunta a tiempo, tu deseo se ha cumplido. La novela está escrita. Ahora yo mismo puedo morir.

 

  El Autor. 1887

    ...

   Continuar comienzo    (Continuar con el comienzo de "Alegato de un loco" )

Comparta, si lo considera de interés, gracias:     

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.